Los productos más recientes

Entrevista a Fredy Bentancurt

Autor: Maria Teresa Najera/jueves, 5 de marzo de 2015/Categorías: Agentes de Cambio de la Región


 

Nombre Completo:

Fredy Bentancurt

 

Bio: 

Fredy Bentancurt es especialista multisectorial en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) para el desarrollo con más de treinta (30) años de experiencia en los sectores público (central y local) y privado (fundamentalmente MIPyME). 

Ha actuado en diferentes campos relacionados, incluyendo el desarrollo de procesos de negocio, de estrategia y planificación operativa; la formulación, gestión, coordinación y evaluación de proyectos y las negociaciones, el desarrollo desde lo local y la gestión de donantes y programas de subvención. 

 

Desde 1999 a 2013 se desempeñó como experto regional para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), liderando sus actividades regionales primero para la División Tecnología de la Información para el Desarrollo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID-SDS-ICT4DEV) y luego para el Portafolio de TIC del Fondo Multilateral de Inversiones (BID-FOMIN-Portfolio TIC).  Durante ese período se focalizó en ofrecer una amplia gama de asistencia técnica, desde su base en Uruguay a partir de donde atendió a los países de América Latina y el Caribe donde acompañó -en sus diferentes fases- un centenar de proyectos por más de 90 millones de dólares entre financiamiento BID y contrapartida. Esta asistencia incluyó el diseño, monitoreo y evaluación de programas y proyectos de uso de TIC para el desarrollo social y económico, la modernización del Estado y particularmente para la mejora de la competitividad y el clima de negocios del sector privado MIPyME.
A partir de Julio de 2013 se desempeña como Director Ejecutivo de RELAIS Internacional (RI), ONG Regional que hoy está integrada por organizaciones de Argentina, Brasil, Colombia, México y Perú.

 

Fredy, ¿podrías describirnos el trabajo/proyecto principal en el que participas actualmente y tu rol en el mismo?
Actualmente me desempeño como Director Ejecutivo de RELAIS Internacional, una organización internacional sin ánimo de lucro cuyo punto focal es la promoción de negocios vinculados a la producción, adquisición y uso de TIC de calidad contribuyendo con ello al mejoramiento de las oportunidades de Desarrollo Económico y Reducción de la Pobreza en América Latina y el Caribe. RI opera desde la sede de OEA en Uruguay y actualmente tiene integrados los mercados de Argentina, Brasil, Colombia, México y Perú.

 

¿Desde tu actual posición, cuáles han sido los principales retos que se han enfrentado y como los han resuelto?

El principal reto ha sido y es hacer y mantener operativa una Red Internacional como RI, sin contar con recursos de financiamiento propios ni de sponsors, el integrar y mantener talento con las credenciales de excelencia para poder producir servicios de calidad para nuestras audiencias. Para ello debimos, y todavía lo hacemos, utilizar la imaginación, la inventiva, los contactos y ponerle pasión, mucha pasión, para acceder a los recursos económicos y al talento humano de excelencia para que la Red despegue y crezca, para el beneficio de esta Región Latinoamericana y Caribeña, tan plena de oportunidades e inequidades, donde las TIC representan un instrumento relevante como ningún otro que haya existido para mejorar la calidad de vida de su gente.

 

Si tuvieran que empezar de nuevo RI, ¿qué harían y que no?
Si tuviera que empezar de nuevo, haría las mismas cosas que hice porque viendo el resultado al día de hoy, a pesar de todas las dificultades que quedaron por atrás y las que tenemos en el horizonte, lo evalúo como exitoso: Hemos logrado una institución única en el mundo que toma y da continuidad a una estrategia relevante de un organismo internacional (BID/FOMIN).
Sin embargo, involucraría a muchos más actores de la región de lo que se tomaron inicialmente. Cuando se comenzó a delinear la estrategia de salida del Portafolio TIC del FOMIN se analizaron dos posibilidades: generar una institución que involucrara a todos los participantes de los proyectos financiados o incorporar la organización que se estaba generando como sustentabilidad del Proyecto RELAIS. Se decidió esto último lo cual fue muy bueno porque la primera alternativa hubiera significado comenzar de cero mientras que RI ya estaba en trámite y además logramos una Comisión Directiva pequeña y totalmente alineada, que permitió el desarrollo; hoy estamos trabajando en la incorporación de los demás actores.
Hay muchas lecciones aprendidas que el tiempo ha dejado decantar. RI comenzó como un sueño, arrancamos como pudimos y fuimos consolidando la base institucional con empuje y pasión. Hoy felizmente lo podemos ver con mucho optimismo. 
Si pudiera volver a empezar, y aunque la alternativa de seguir el mismo sendero me seduce, tal vez primero definiría la base institucional en la cual quiero pararme para arrancar el desarrollo de la institución regional.  
Igualmente como conclusión, por ser la primer estrategia de salida del FOMIN al menos que yo conozco, considero que es sumamente exitosa. Con el tiempo la hemos de consolidar en un documento que sirva para otros que seguramente nos han de seguir.

 

¿Tienen alguna anécdota/historia sobre RI que contar?

Muy al comienzo me encontraba en un importante evento a nivel empresarial en el área de soluciones TIC. El mismo contaba con la presencia de una empresa muy poderosa en el rubro y un público muy exigente. En ese momento, RI era casi un sueño, su institucionalidad ni siquiera estaba consolidada legalmente. Tuve muchos sentimientos encontrados si debía o no presentar la Red en un momento de tanta inmadurez pero finalmente lo hice, sabiendo que me jugaba el todo o nada. Cuando terminé mi charla, obtuve tres reuniones privadas y los primeros ofrecimientos relevantes para esta institución que estaba naciendo. Sentí en ese preciso momento, que este sueño de unos pocos comenzaba a hacerse realidad.

 

¿Cuáles son las principales fortalezas que consideras debe poseer un coordinador de proyectos tecnológicos?
Pasión, imaginación y mantenerse actualizado continuamente de los nuevos descubrimientos, innovaciones y hallazgos que hay en el campo de las TIC.  Y fundamentalmente saber rodearse de un equipo humano con alto nivel de compromiso y capacidad.

 

¿Cuáles son las principales recomendaciones que le darías a los practitioners que inician la ejecución de sus proyectos tecnológicos?
El primer consejo que daría sería no abandonar el espíritu crítico y sentido de autoevaluación en cada paso del desarrollo del proyecto. 
El segundo, igualmente importante, es ser capaz de focalizarse en armar un equipo de gente. Donde no es indispensable tener al mejor de cada disciplina, pero sí a quien más pasión y compromiso ponga para obtener un trabajo de excelencia. 
A modo de anécdota, cuando recién inciaba mi vida profesional, alguien que marcó mi vida me dijo que debía ser capaz de sacar adelante el trabajo con los recursos que tengo, porque sacar adelante un trabajo con todos los mejores recursos no tiene mérito. 
Autoevaluación, búsqueda continua de la excelencia y mucha atención al equipo humano que es en definitiva quien construye los logros.

 

¿Qué te ha dejado el trabajo con el BID/FOMIN?
Trabajar en el BID y en el FOMIN tanto tiempo me imbuyó la pasión por el desarrollo social, económico de la gente y de las empresas, particularmente las MIPyME. 
El BID me enseñó el cómo ayudar a trabajar en pos del desarrollo. Es una gran escuela, quizás la más grande escuela de desarrollo que exista en el mundo. 
Cuando el FOMIN decide abandonar el financiamiento del Portfolio TIC para atender otras áreas que también requerían apoyo, tuve diversos sentimientos y pensamientos, el principal tal vez fue el de rebeldía por no querer dejar de ayudar a tantos que sabía necesitaban de nuestra ayuda, ese contacto con las instituciones y con la gente que el trabajo en todos y cada país de la región habíamos capitalizado. Me di cuenta que a través de tantos años y tantas experiencias que nos habían dejado los más de 100 proyectos que acompañé, había generado mucho conocimiento sobre el tema y tuve el sentimiento que debía hacer algo al respecto, para no abandonar tanta gente que sabía necesitaba de nosotros; la sensibilidad humana me impidió deternerme.

 
Ese sentimiento mezcla de rebeldía y responsabilidad me llevó a inicar este gran sueño que se llama RELAIS Internacional, que no es ni más ni menos que la continuación de toda esa avalancha de desarrollo que el BID me dejó grabada a fuego. Hoy intentamos ser dignos de todos esos antecedentes.

No menos importante es una comunidad de amigos dentro y fuera del Banco que son parte de mi vida y que agradezco a todos quienes han aportado a la misma. 

 

¿Cuales consideras que son los principales beneficios de haber pertenecido al Clúster TIC del BID/FOMIN

La oportunidad y obligación de mantenernos actualizados contínuamente en las nuevas tecnologías y del desarrollo que puede originar esta herramienta TIC que está omnipresente e impregna cada día más nuestro mundo y nuestras vidas. También el conocimiento de que quieren y qué necesitan los países, las organizaciones y su gente y como estas tecnologías pueden ayudarles. Un respeto al conocimiento genuino que tienen las organizaciones y los aportes que desde lo local son imprescindibles a la hora de intentar ayudar: Aprender a escuchar.

Particularmente haber estado físicamente en la Región al lado de la gente y de las instituciones me ha permitido saber de sus anhelos y fracasos, sus alegrías y sus tristezas. También he aprendido sobre los instrumentos que pueden ayudarles y aquellos otros que pueden ser muy prometedores y a veces seductores pero que al final no funcionan.
Tal vez por último y muy importante, el contacto con centenas de instituciones y personas a lo largo y a lo ancho de Latinoamérica y el Caribe. Los más de dos millones de millas de vuelos que he recorrido, las cientos de misiones, los miles de encuentros, me han dejado cansancio, muchas veces me han hecho abandonar mi familia. Pero este esfuerzo y este camino me han dejado el convencimiento del porque vine a este mundo para ayudar a los demás, lo cual acepto y me hace muy feliz les aseguro.

 

¿Cómo te describes personalmente?

Soy una persona extremadamente soñadora, pero mis sueños incluyen el cómo hacerlos realidad. Luego trabajo sin descanso para que eso se transforme en algo que, cuando lo veo desde la distancia del tiempo, me deja la satisfacción espiritual e intelectual de haber entregado y dejado en este mundo mi aporte. También me describo como el último en abandonar el barco, cosa que felizmente pocas veces he hecho y solo cuando no existe absolutamente ninguna esperanza…

 

¿Qué te apasiona?

Me apasiona lo que hago. Me considero un hombre feliz de haber elegido la profesión que elegí, hacer el trabajo que hago y conseguir las cosas que conseguí. Me apasiona la felicidad de la gente cuando logran sus metas aunque éstas sean pequeñas, cuando verificamos que hemos puesto nuestro aporte para que sean más felices. Me apasiona trabajar en el desarrollo. 


¿Cuál es tu sueño por cumplir?
Tal vez, en un sentido más amplio ayudar a construir un mundo más justo. Una sociedad inclusiva, con más justicia social, más felicidad y menos egoísmo en la gente, donde a los aspectos materiales se les dé solo su justo valor. 
Nuestra generación tiene la deuda de no haber sido capaz de mantener todas las bellezas y majestuosidades que poblaban el mundo cuando nacimos. Sueño en ayudar a las nuevas generaciones a revertir esa tendencia y que cada una de ellas deje un mundo un poco mejor que el que encontraron.

 

¿Cuáles son tus autores y lecturas preferidas?
Yo dedico entre 2 y 3 horas diarias a investigar que está pasando con la evolución de la sociedad de la información y el conocimiento y como las tecnologías pueden mejorar la calidad de vida de la gente. También leo material que tiene que ver con la evolución social y económica. Sería injusto si nombrara solo algunos de los autores de libros, artículos, blogs, presentaciones, conversaciones, y otras manifestaciones que por muchos miles me han ayudado a construir quien soy.

 

¿Qué te gustaría que la comunidad pymesprácTICas supiera de ti?

Que soy parte de ella, que estoy aquí para ayudarla a crecer, que cuenten con mis capacidades, mi experiencia, mi capacidad de soñar y de convertir los sueños en realidad. 
Que RI tiene un rol protagónico como socio para hacerla crecer y transformarla en un instrumento que ayude a generar desarrollo a través de los usos innovadores de las TIC. Que sea, desde Latinoamérica y el Caribe el instrumento mundial de referencia en el tema de las TIC para el desarrollo y la Economía del Conocimiento.

 

¿Qué es lo que te motiva a coordinar un proyecto tecnológico?
La tecnología es un instrumento para mejorar el desarrollo de la gente, de las comunidades, de las instituciones, de las empresas, en definitiva de todas las manifestaciones del ser humano. Su impacto se mide por millones de personas o también por un solo individuo que logra una vida mejor. 
Como ejemplo, las redes sociales que han hecho crecer la nueva sociedad que afecta a los millones de seres humanos que componemos el planeta o la Educación a Distancia que permite a una persona aislada estudiar en un centro de excelencia en cualquier lugar del mundo. 
Apoyar en la realización de estos cambios es un gran motivante para mi. 

 

¿Cómo contribuyes a mejorar nuestra Región?
Las barreras geográficas son cada vez más invisibles, me siento profundamente Latinoamericano-caribeño y creo que ayudando a la casa grande que es el mundo, nos ayudamos todos. 
Tenemos que buscar instrumentos que permitan que las instituciones, las empresas –particularmente la MIPyME- y la gente, salgan de sus límites geográficos y se expandan hasta donde su imaginación las lleve. Que todos y cada uno de ellos sea imbuido por esta belleza de sentirse Latinoamericano-Caribeño por encima del país de nuestros amores que nos vio nacer.
Creo contribuir en esa dimensión a través de proyectos de desarrollo donde las barreras caen y lo único que prima es ayudar uno al otro para ambos salir beneficiados. 
Casi el 30% de mi tiempo lo dedico a proyectos en los que no tengo un redito económico y el único objetivo es saber que hay gente que tiene su vida un poco más fácil; si pudiera este 30% se transformaría rápidamente en el 100% pero eso es utópico y, como decía, soy un soñador con los pies puestos en la tierra. 

Dejar un comentario

Nombre:
Email:
Comentario:
Imagen CAPTCHA
Escriba el código mostrado encima en el campo inferior
Añadir comentario