Se teme que las sucursales bancarias están en peligro de extinción, ¿y la banca tradicional?