¿Pueden las ciudades beneficiarse de innovaciones de ultima-milla en áreas rurales?