the mif blog

Stories of inspiring entrepreneurs and organizations, discussion and commentary of new trends in private sector development, and the latest events and publications.

L’Artisan Business Network en préparation pour NY NOW

Por Nara Meli

Le mois d’août est un moment excitant pour la fondation haïtienne Artisan Business Network (ABN), car du 16 au 20, l’équipe de production d’ABN sera à New York pour participer au marché NY NOW, une exposition spécialisée dans la décoration intérieure, l’art de vivre et les cadeaux. Vous vous souviendrez que le FOMIN a établi un partenariat avec l’ABN, qui aide les artisans haïtiens à améliorer leurs compétences en affaires, leurs processus de production et de vente, à travers une approche basée sur la chaîne de valeur.

Not Afraid of Dreaming Big-Not Afraid of Failing Fast

Por Susana Garcia-Robles

(Robyn Beck/AFP/Getty Images) 

Picture a street anywhere in Latin America or the Caribbean.

A woman in high heels stumbles on the sidewalk, falls flat on her face, cuts her knee, and her tights get a big run and hole in them. How does she react? She looks around, sees three people running to help her, turns as red as her bleeding knee, and jumps up. She tells them, “Nothing happened”, and she walks away as fast as she can.

Lo que hemos aprendido sobre los receptores de remesas en la República Dominicana

Por Guest

Por: Rocío González del Rey

A diferencia de la mayoría de los países receptores de remesas, la República Dominicana tiene la particularidad de que la gran mayoría de las remesas son entregadas a domicilio. Sólo el 3.5% de los receptores recibe sus remesas como giro a una cuenta bancaria.  A pesar de que no hay nada más cómodo que recibir las remesas en tu casa, en efectivo, las entregas de remesas a domicilio representan una gran limitante a la inclusión financiera. Los clientes se sienten muy cómodos con el servicio, y por lo tanto muestran resistencia a movilizarse a una sucursal y cambiar la forma en que se han manejado por años, incluso cuando podrían accedera otros productos y servicios financieros. 

De las finanzas digitales a los microseguros digitales

Por Sarah Ebrahimi

En un blog anterior mi colega, Fermin Vivanco, argumentó que la conversación alrededor del tema del uso de celulares para realizar transferencias de dinero,  o  las ‘finanzas digitales’, está entrando en una nueva fase.  En vez de ver el uso de teléfonos celulares solamente como una herramienta para cumplir con objetivos de inclusión financiera, por su habilidad para llegar a una mayor población y promover el acceso financiero de los usuarios de la base de pirámide,  también se deben considerar los beneficios secundarios que las finanzas digitales ofrecen a sus usuarios.  Uno de estos beneficios es la facilidad y rapidez con la que un usuario puede acceder a efectivo a través de un cajero automático o un agente local, después de ser notificado acerca de la transferencia de fondos. El ahorro en tiempo y en dinero implica que el cliente no tiene que acercarse a una sede central para recibir su dinero, un beneficio que se vuelve particularmente importante cuando la persona se encuentra en una situación de emergencia. 

CMF VI food for thought: Carib-Cap III and other ideas about future microfinance development in the Caribbean

Por Ryan Tang

Panelists share lessons learned from Carib-Cap

During the second session of the Caribbean Microfinance Forum VI (CMF VI), one of the panelists, Curven Whyte, Microfinance Coordinator of a major Jamaican credit union, cited the growth in the industry brought about by the Caribbean Microfinance Capacity Building projects (Carib-Cap) I and II and called for a Carib-Cap III. The audience applauded and I couldn’t help but smile because at the CMF last year, the donors—MIF included—had said they would continue supporting microfinance in the Caribbean but not through a regional, multi-donor Carib-Cap III project. Nevertheless, throughout the remainder of the CMF VI, calls for a Carib-Cap III resounded and it became evident that many microfinance stakeholders thought Carib-Cap I and II had accomplished a lot but that need for additional support remained in the Caribbean.

12345678910Last

Autores