the mif blog

Stories of inspiring entrepreneurs and organizations, discussion and commentary of new trends in private sector development, and the latest events and publications.

Innovation alone won’t change habits

By Irani Arraiz

I like observing people. Not in a creepy, nosy way. More in a want-to-understand-how-people-behave kind of way.

Innovation districts, uniendo la transformación urbana y económica para una ciudad inclusiva

By Natalia Laguyas

Alrededor del mundo las ciudades están “re-creando” algunas de sus áreas urbanas; reposicionando áreas subutilizadas de sus comunidades a través de la inversión en infraestructura, la atracción de ciertas empresas e instituciones, el desarrollo de la fuerza laboral y conectando a las empresas de menor tamaño con mercados y capital. Antiguas zonas industriales y otras que antes eran parques industriales están siendo “re-hechas”, generándose así estos innovation districts, que responden a la preferencia de trabajadores y empresas por ambientes más urbanos y vibrantes que les permitan desarrollar sus redes profesionales y empresariales, respectivamente. 

Can cities benefit from last-mile energy innovations in rural areas?

By Carlos Guiza

By Carlos Guiza and Xosé Ramil

20 million people do not yet have access to electricity in Latin America. Around 90 million people are still dependent on solid fuels—mainly biomass and kerosene—to cover basic needs such as heating and cooking, which limits their access to lighting and contributes to greenhouse gas emissions. 

Latin American Migrants in Spain: Fintech innovations are not enough

By Fermín Vivanco

When we think of innovations in financial services in 2016, we mostly think of fintech. Many new innovations in financial services come in the form of new apps for our smartphones, which make it easier to carry out financial activities such as splitting the cost of a gift or sending money to a friend.

Multi-stakeholder alliances: learning to see the world through the eyes of the others

By Francisco Larra Bujalance

Seis hindúes sabios, inclinados al estudio, quisieron saber qué era un elefante. Como eran ciegos, decidieron hacerlo mediante el tacto. El primero en llegar junto al elefante, chocó contra su ancho y duro lomo y dijo: «Ya veo, es como una pared». El segundo, palpando el colmillo, gritó: «Esto es tan agudo, redondo y liso que el elefante es como una lanza». El tercero tocó la trompa retorcida y gritó: «¡Dios me libre! El elefante es como una serpiente». El cuarto extendió su mano hasta la rodilla, palpó en torno y dijo: «Está claro, el elefante es como un árbol». El quinto, que casualmente tocó una oreja, exclamó: «Aún el más ciego de los hombres se daría cuenta de que el elefante es como un abanico». El sexto, quien tocó la oscilante cola, acotó: «El elefante es muy parecido a una soga». Y así, los sabios discutieron largo y tendido, cada uno excesivamente terco y violento en su propia opinión y, aunque parcialmente en lo cierto, estaban todos equivocados. Parábola atribuida a Rumi, sufí persa del s. XIII.

12345678910Last

Authors