By Ana Castillo Leska

El desafío de una agricultura climáticamente inteligente en el Chaco Paraguayo

Dec 28, 2016

Foto por: Tetsu Espósito 

La primera vez que escuché hablar del Chaco Paraguayo fue en mi clase de historia de quinto año. Ahí aprendí sobre la absurda Guerra de la Triple Alianza, donde una coalición formada por Argentina, Brasil y Uruguay luchó militarmente contra el Paraguay en 1864.  Esta guerra no sólo trajo pérdidas económicas y de territorio para Paraguay, que tuvo que ceder parte del Chaco a Argentina, sino que además el país quedó demográficamente devastado.  Hoy cuando escucho hablar del Chaco se me representa  una zona con potencial productivo y múltiples desafíos por delante.   

En esta última década, Paraguay  se ha destacado en la región por el crecimiento de su economía. Este buen desempeño se ha debido al auge de los precios internacionales de alimentos, que dinamizaron las exportaciones y la actividad económica en general, liderado por el aumento de la oferta de carne y soja. 

Este crecimiento ha estado presente en el Chaco paraguayo, que tiene el 61% del territorio y alberga a un poco más del 8% de la población. El Chaco posee tierras secas y arcillosas, y es una región poblada de matorrales extensos, palmares, esteros, lagunas y riachos. Sus tierras se dedican a algunos cultivos y ganadería, este último es el rubro más importante en esta región. 

Sin embargo, para poder satisfacer la demanda creciente de carne por parte de los mercados internacionales  se ha tenido que recurrir a incrementos en la superficie de tierra productiva, mediante el cambio en el uso de suelos, convirtiendo bosques nativos en pasturas. Sólo en el Chaco Paraguayo se registra una pérdida de 1,5 millones de hectáreas de bosques entre 2010 y 2013, a pesar de los esfuerzos que ha tenido el gobierno de legislar sobre la materia. 

Estos altos índices de deforestación han generado cambios en los patrones de lluvia, que resultan en inundaciones y sequías, y variaciones extremas en las temperaturas, trayendo como consecuencias una reducción de las cosechas y una baja productividad ganadera. 

Las poblaciones más vulnerables, entre los que se encuentran diferentes grupos étnicos como los paraguayos indígenas y latinos,  son más susceptibles a estos problemas ya que no pueden aprovechar la bonanza productiva, por su baja productividad y mayores dificultades para acceder a crédito, asistencia técnica y mercados.  Asimismo, los gobiernos  tienen baja capacidad para responder a los desafíos. 

Solidaridad Network es una organización internacional sin fines de lucro que apoya, desde hace más de 40 años, a productores agrícolas y ganaderos para producir más y mejor a través de un uso inteligente y sustentable. Genera  soluciones innovadoras adaptadas a las diferentes situaciones y necesidades de los productores y empresas, involucrando a las organizaciones de la sociedad civil, los gobiernos y los consumidores para sostener el desarrollo económico sustentable en la región. En Paraguay, junto a empresas privadas, está trabajando para aumentar la productividad de los productores ganaderos del Chaco, reduciendo la presión sobre el monte nativo, a través de dos ejes: la adaptación y la mitigación al cambio climático.  

La Fundación ya dispone de una experiencia piloto en la zona en adaptación al cambio climático, dirigida a poblaciones vulnerables. La misma trabaja en el acceso al agua,  mercados, y el desarrollo de micro industrias dirigidas por jóvenes, para evitar la migración de éstos hacia los centros urbanos. 

Desde el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), a instancias de Solidaridad Network estamos comenzando a atacar los desafíos de la mitigación del cambio climático, apostando a una intensificación de la producción ganadera de pequeños y medianos productores como forma de aumentar la eficiencia en el uso de los recursos. Para ello, nos han propuesto poner a prueba, promover y colaboraren la  adopción de  prácticas de producción que reduzcan la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), incluyendo el uso de prácticas silvo pastoriles, un manejo más eficiente  de pasturas, manejo del rodeo y selección de genética animal adaptada al Chaco Paraguayo y recuperación de tierras degradadas. 

Es imprescindible  involucrarnos  en la búsqueda de soluciones para lograr un desarrollo sustentable de esta región, que contemple la conservación de su biodiversidad, el planeamiento del uso del territorio y el empoderamiento de las comunidades indígenas y criollas, actualmente marginalizadas.

Ana Castillo Leska

Ana Castillo Leska

Ana Castillo Leska lleva más de 15 años trabajando en proyectos de desarrollo del sector privado y gestión de conocimiento en el FOMIN en Uruguay. Castillo Leska es Ingeniera Agrónoma y MBA en Agribusiness.

Related Content